BLOG DIDÁCTICO DE JUAN CARLOS DONCEL (IES SIERRA DE SAN PEDRO. LA ROCA DE LA SIERRA, BADAJOZ)

Introducción a la Geografía física de España y Portugal con mapas

Aunque habitualmente se estudia la España física al margen de Portugal, considero que la Península Ibérica es una unidad física y una realidad geográfica que es necesario estudiar conjuntamente. Esa es la razón por la que en los mapas que a continuación presento Portugal no parece como un espacio en blanco y también la razón por la que mis alumnos de la ESO se acercan a la realidad física peninsular precisamente utilizando estos mapas.
España y Portugal se encuentran situadas en el extremo suroccidental del continente europeo y ocupan casi seiscientos mil km2. Ambos países ocupan la Península Ibérica pero incluyen también varios territorios insulares: los archipiélagos de Canarias y Baleares pertenecen a España mientras que las islas Azores y las de Madeira son parte de Portugal.


RELIEVE
El RELIEVE PENINSULAR es el resultado de los movimientos de placas tectónicas africana y euroasiática que tuvieron lugar durante la era Terciaria (desde hace unos millones de años).
La Península está dominada por una gran Meseta Central. El Sistema Central y su prolongación portuguesa de la Sierra de la Estrella divide la Meseta en dos partes: una Submeseta Norte y Submeseta Sur. La Submeseta Norte está constituida básicamente por la cuenca fluvial del río Duero, mientras la Submeseta Sur está ocupada por las cuencas de los ríos Tajo y Guadiana, separadas entre ellas por los Montes de Toledo. La gran extensión de la Meseta Central explica la elevada altitud media de la Península.
Un conjunto de cordilleras y macizos montañosos rodean la Meseta: el Macizo Galaico y los Montes de León por el noroeste, Tras os Montes por el oeste portugués, la Cordillera Cantábrica al norte, el Sistema Ibérico al este y Sierra Morena al sur.
Hay también tres sistemas montañosos exteriores a la Meseta: los Pirineos, que hacen frontera con Francia, el Sistema Costero Catalán en el litoral nororiental y los Sistemas Béticos al sur (compuesto de dos alineaciones: Sistema Subbético y Sistema Penibético). En el Sistema Penibético se levanta el pico montañoso más alto, el Mulhacén (3.478 m.).
Entre estos sistemas montañosos exteriores y las cordilleras que bordean la Meseta, se sitúan dos grandes depresiones: la Depresión del Ebro al noroeste y la Depresión del Guadalquivir al sur. A ello abría que añadir la Depresión portuguesa del Tajo, situada en la desembocadura del río.


El RELIEVE LITORAL de la Península es bastante macizo, salvo en el caso de Galicia, donde las rías dan lugar a una costa recortada. La costa cantábrica es rectilínea y acantilada, la costa mediterránea alterna playas bajas y arenosas con elevaciones montañosas cercanas al litoral, la costa atlántica española y portuguesa (salvo Galicia) tiene un litoral bajo y arenoso, salvo en la costa central de Portugal, a la altura de Lisboa, donde se vuelve rocoso.

El RELIEVE INSULAR de España y Portugal comprende varios archipiélagos: A España pertenecen Islas Baleares y las Canarias mientras que a Portugal los archipiélagos de Azores y Madeira.
El archipiélago balear comprende las islas de Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera y Cabrera. El archipiélago canario es de origen volcánico y mayoritariamente montañoso. Incluye las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Estas dos últimas islas son más llanas que el resto. En Tenerife se sitúa el pico montañoso más alto de España, el Teide (3.718 m.).

SUELOS
Podemos distinguir cuatro áreas:
  • Los terrenos silíceos ocupan la parte occidental de la Península Ibérica y algunas áreas del Pirineo y la Cordillera Penibética; está constituida por rocas muy duras (granitos, pizarras, cuarcitas...) y muy antiguas.
  • La terrenos calizos forman una especie de Z al revés y extiende por Pirineos, Montes Vascos, parte oriental de la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico, Sistema Subbético y parte occidental del Penibético. También tienen presencia en la costa del centro de Portugal. Está formada por materiales de origen mayoritariamente marino y más blandos.
  • La terrenos arcillosos ocupan zonas bajas de la Península Ibérica: llanuras costeras, depresiones del Guadalquivir, Ebro y Tajo, zonas centrales y orientales de las dos submesetas. Está formada por arcillas o arenas muy finas fruto de la erosión de las montañas de alrededor.
  • Los terrenos volcánicos ocupan los archipiélagos atlánticos de Canarias, Madeira y Azores.

HIDROGRAFÍA
Los ríos peninsulares vierten sus aguas en tres mares diferentes: el Cantábrico, el Atlántico y el Mediterráneo.
Los ríos de la vertiente cantábrica son cortos y tienen un caudal abundante y regular a lo largo de todo el año.
Los ríos de la vertiente atlántica son de dos tipos:
  • Los ríos gallegos son cortos y con un caudal abundante e regular.
  • En el resto de la vertiente predominan los ríos largos y con notable caudal, mayor cuanto más al norte (mayor en el Duero que en el Guadiana) y con una bajada importante en verano a causa de la sequía. Entre estos ríos está el Tajo, el más largo de la Península con más de mil kilómetros.
Los ríos de la vertiente mediterránea son más cortos que los de la Atlántica y presentan, por lo general, un caudal escaso e irregular. En verano su caudal es muy escaso mientras que las lluvias torrenciales de comienzos del otoño pueden provocar inundaciones. Una excepción es el Ebro, un río largo que además es el más caudaloso de la Península.

CLIMAS Y VEGETACIÓN
En la Península Ibérica predomina el clima mediterráneo, pero también se dan los climas oceánico y de alta montaña. En los archipiélagos atlánticos aparece también el clima subtropical.
El CLIMA OCEÁNICO domina en una estrecha franja que comienza en el norte costero de Portugal, sigue por Galicia y continua por toda la costa cantábrica hasta los Pirineos. El clima oceánico carece de sequía y presenta abundantes precipitaciones anuales, con temperaturas suaves en verano y no frías en invierno. La vegetación es siempre verde y muy abundante, con el predominio del bosque atlántico caducifolio de robles, castaños y hayas.
El CLIMA MEDITERRÁNEO se caracteriza por una mayor oscilación térmica anual que el oceánico, con veranos muy calurosos y secos. La sequía estival o veraniega y la mayor escasez de precipitaciones favorece el desarrollo de una vegetación más adaptada a la sequedad. En la Península ocupa el resto del territorio e incluye también las islas Baleares.
En cuanto a la vegetación, predominan matorrales como la jara, el brezo o la retama y especies arbóreas como la encina, el alcornoque o el acebuche.
Podemos distinguir tres tipos:
  • Mediterráneo típico o costero, con temperaturas cálidas en verano y suaves en invierno. Se extiende por las zonas costeras y el los valles del Guadiana y Guadalquivir.
  • Mediterráneo continentalizado o de interior, con invierno más fríos de los normal por la elevada altitud y la lejanía de la costa. Se sitúa en las mesetas interiores y en el valle del Ebro.
  • Mediterráneo semidesértico o árido, con una sequía mayor de lo normal y unas lluvias muy escasas, por debajo de 300 mm al año. Se sitúa en el sureste de la Península.
El CLIMA SUBTROPICAL ocupa las islas Canarias y la islas portuguesas de Madeira . Se caracteriza por temperaturas cálidas todo el año y lluvias escasas y concentradas en invierno, siendo más secas las islas más cercanas al continente africano. En las zonas húmedas se desarrolla el bosque de laurisilva y el pino canario y en las zonas más áridas matorrales xerófilos (adaptados a la sequía).
El CLIMA DE ALTA MONTAÑA se caracteriza por presentar precipitaciones más abundantes y temperaturas más bajas que en las zonas llanas más cercanas. En la Península su presencia se reduce a las zonas más altas de los Pirineos, la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, el Sistema Ibérico y la Cordilleras Béticas.

FACTORES DEL CLIMA PENINSULAR
El clima peninsular está definido por los siguientes factores:
  • España está situada al sur de la zona templada lo que hace que las temperaturas sean más altas y la duración del día sea mayor en el invierno.
  • El hecho de que sea una península rodeada de mares favorece que amplias zonas costeras tengan temperaturas muy suaves.
  • La disposición periférica de las montañas (situadas cerca de las costas aislando el interior) favorece que las zonas interiores alejadas de la costa no reciban la influencia marítima y tengan invierno más fríos y menos lluvias.
  • La elevada altitud media del territorio hace que bajen las temperaturas en las zonas más altas, como las amplias montañas y las numerosas montañas.



PARQUES NACIONALES
En España hay más de 500 espacios protegidos por su especial valor paisajístico y ecológico. Las formas de protección son muy diversas: parque nacional, parque natural, monumento natural, reserva natural, zona de especial protección de aves, zona de interés regional, etc.; de entre todos ellos tienen especial relevancia los parques nacionales, que son 14 espacios con una protección máxima por su valor ecológico incalculable. Podemos clasificarlos atendiendo a los tipos de ecosistemas que protegen:
  • Parques de alta montaña
    - ORDESA. Primer parque español. Incluye el famoso cañón de Ordesa de gran belleza donde se desarrolla un bosque mixto de hayas y coníferas (abetos).
    - PICOS DE EUROPA. Parque compartido por tres comunidades autónomas (Castilla y León, Asturias y Cantabria). Presencia de especies muy valiosas como urogallos y osos.
    - SIERRA NEVADA. El mayor parque español que protege el pico más alto de la Península (Mulhacén).
    - AIGÜESTORTES. Parque que incluye numerosos lagos de alta montaña.
  • Parques de bosque mediterráneo
    - MONFRAGÜE. Bosque mediterráneo y dehesas con gran valor faunístico, especialmente en aves rapaces y carroñeras. Está cruzado por el río Tajo.
    - CABAÑEROS. Conservado por haber sido anteriormente un espacio militar.
  • Parques de marismas y humedales
    - DOÑANA. El parque español con mayor valor ecológico. Lugar de parada de aves migratorias y hábitat de una importantísima población de linces ibéricos. Presenta tres espacios diferenciados: dunas costeras, marismas y bosque.
    - TABLAS DE DAIMIEL. Humedal manchego afectado por una sequía permanente debida a la acción humana (sobreexplotación de los acuíferos).
  • Parques marítimo-terrestres
    - ISLAS ATLÁNTICAS. Grupos de pequeñas islas situadas a la entrada de las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa.
    - CABRERA. Su fondo submarino es uno de los mejor conservado del Mediterráneo.
  • Parques canarios
    - GARAJONAY. Protege el espacio central de la isla de Gomera, que conserva un magnífico bosque de laurisilva.
    - CALDERA DE TABURIENTE. Protege un antiguo cráter de volcán con grandes bosques de pino canario.
    - TEIDE. Incluye una completa representación de los diversos niveles de vegetación que se desarrollan en las laderas del volcán-montaña más alto de España.
    - TIMANFAYA. Magnífico ejemplo de paisaje volcánico en zona árida.